Aciertos y errores comunes en la traducción de contenidos

Entre las estrategias que utiliza una marca o una empresa para aumentar su visibilidad ante su audiencia se encuentra la aplicación del marketing de contenidos. Consiste en crear contenido valioso y relevante que conecta emocionalmente con el público objetivo y que incluye elementos SEO para su posicionamiento en buscadores.

Pero esta conexión entre el contenido y una determinada audiencia se encuentra supeditada al idioma y a la misma cultura. Por lo tanto, cuando esa empresa necesita expandirse al mercado internacional y penetrar en países con otras lenguas, ese contenido debe traducirse y adaptarse a la nueva audiencia internacional.

En consecuencia, se hace necesaria un tipo de traducción especializada. Una en la que se determine qué debe reproducirse de forma exacta y qué debe modificarse para el nuevo público objetivo. Se hace necesaria la traducción de contenidos.

 

 

¿En qué consiste la traducción de contenidos?

 

La traducción de contenidos es uno de los campos de traducción más desafiantes. Consiste en comprender un contenido que ha sido diseñado para conectar y atraer a una determinada audiencia, con el fin de adaptarlo a otro idioma y a su mercado.

Este contenido puede presentarse en diferentes formatos, por ejemplo, posts para blog, publicaciones para las redes sociales, podcasts, vídeos, newsletters, etc.

Las traducciones de contenidos forman parte de las estrategias para la globalización de las empresas. El objetivo de estas traducciones es que un contenido que está dirigido a clientes o potenciales clientes se adapte para que conecte y surta el mismo efecto emocional con la audiencia de otro país con otro idioma.

 

¿Por qué es importante la traducción de contenidos?

 

La importancia de la traducción de contenidos radica en el poder que posee el contenido en sí mismo. Solo un contenido correcto puede servir para visibilizar a una marca en los motores de búsqueda, atraer a los futuros clientes, retener a los clientes actuales y crear campañas de marketing. Y es lo que hace este tipo de traducción, ofrecer un contenido correcto.

Así como el marketing de contenidos es utilizado por las marcas para incrementar su autoridad, ganar la confianza de la audiencia y obtener credibilidad, siempre girando en torno al uso del contenido para atraer al público objetivo, la traducción de contenidos posee la misma importancia para las empresas globalizadas o que deseen internacionalizarse.

La traducción de contenidos es la única forma de que el contenido creado como una estrategia para atraer clientes dentro de una audiencia, pueda ser adaptado para ser utilizado, por las corporaciones, en otras latitudes y pueda abordar nuevos mercados.

 



Errores comunes en la traducción de contenidos

 

En las traducciones de contenidos, por inexperiencia o por desconocimiento de los requerimientos, pueden surgir algunos de los siguientes errores:

  • Utilizar palabras incorrectas. Por falta de experiencia, pueden traducirse frases que no poseen un equivalente en el idioma destino. Por ejemplo, frases en latín (de facto o habeas corpus).
  • Emplear un tono y estilo inadecuado. Conocer cómo utilizar los signos de puntuación del idioma destino y saber amoldar el estilo y tono de acuerdo al contenido, es esencial. No es igual traducir un guión de película que un contrato mercantil.
  • Traducir un idioma o un contenido especializado que no se domina. Para un traductor es vital el conocimiento amplio del idioma destino y su cultura. Pero en los casos de traducciones especializadas (documentos legales, financieros médicos…), el traductor también debe estar especializado en la temática.
  • Tener una comunicación ineficaz con el cliente. Si el traductor no cuenta con una comunicación fluida y clara con el cliente pueden quedar requerimientos sin comprender y, lo más probable, es que surjan errores en la traducción final.
  • Realizar la traducción palabra por palabra. Cada idioma posee su propia sintaxis, concordancias y reglas. Por lo que traducir palabra por palabra puede conducir a un contenido con poco sentido.
  • Exagerar el significado de algunos términos. Para no incurrir en este error es importante conocer las exigencias del cliente y trabajar en función del tipo de contenido. Porque no es igual un manual de procedimientos que una obra literaria.
  • Abandonar el aprendizaje continuo puede conllevar a errores por desconocimiento de alguna nueva palabra. El lenguaje está en constante evolución, surgen nuevos términos y nuevos modismos. Por lo tanto, es vital para el traductor mantenerse actualizado.





Consejos para una buena traducción de contenidos

 

Las traducciones de contenidos exigen conocimiento, precisión y cierta habilidad. Más allá del idioma y sus modismos, un traductor debe comprender la cultura que emplea dicho idioma. Además, siempre es útil seguir los siguientes consejos:

  • Leer completamente el texto fuente para facilitar la comprensión global y la posterior traducción.
  • Comprender y aplicar las instrucciones.
  • Emplear herramientas de traducción con cautela.
  • Leer y verificar el contenido traducido. Revisar la sintaxis, eliminar errores, eliminar abreviaturas innecesarias, etc.
  • Estudiar y convertirse en un experto en gramática.
  • Utilizar palabras sencillas y frases cortas, si la temática lo permite.
  • Emplear las palabras de manera consistente. Los sinónimos en exceso pueden disminuir la claridad del contenido traducido.
  • Incluir las palabras clave apropiadas al idioma destino, para ayudar con el SEO.
  • Contar con una empresa especializada en los servicios de traducción de contenidos.

 

Para una organización internacional, que deba incursionar en nuevos mercados y busque expandir su comercio, es vital que los servicios de traducción de contenidos sean proporcionados por una empresa especializada, que cuente con software adecuados para este tipo de traducción.

En Pangeanic proporcionamos los servicios de traducción y localización de páginas web para adaptar el contenido a las necesidades del público objetivo y posicionarlo en los motores de búsqueda.

Nuestras tecnologías permiten automatizar el proceso de traducción en el formato que se desee, garantizando la alta calidad y la consistencia. Así el contenido podrá conectar a clientes potenciales en cualquier parte del mundo.

En Pangeanic le asesoramos sobre los servicios de traducción automática de artículos y demás contenidos que necesite su empresa.

 

pangeanic_cta_es2-1