Cómo afrontar la traducción de términos técnicos

Afrontar una traducción de términos técnicos requiere tanto de conocimiento lingüístico como de una amplia comprensión del lenguaje técnico. Se trata de uno de los tipos de traducciones especializadas, caracterizada por un contenido plagado de terminología exclusiva del campo de la industria, de la ciencia, de diversas disciplinas o de la tecnología.

La traducción técnica consiste en expresar en un idioma distinto los documentos que han sido redactados por escritores especialistas en alguna materia técnica o los textos especializados asociados a temáticas tecnológicas o científicas.

Por lo que son traducciones diferentes, con requerimientos muy específicos. Traducciones que deben, indispensablemente, afrontarse mediante el uso de ciertas técnicas y herramientas.

 

 

¿Qué hace diferente la traducción de términos técnicos?

 

Los documentos técnicos, a diferencia de los textos literarios, son producto de investigaciones, mediciones o hallazgos, en los que se muestran códigos, números y lenguaje altamente técnico. 

En consecuencia, las traducciones técnicas no pueden verse como traducciones lingüísticas comunes. Además de necesitar un conocimiento profundo sobre la materia técnica tratada, necesita de una alta precisión, una gran claridad de conceptos y de una constante actualización por parte del traductor.

Algunas de las características que hace diferente a la traducción técnica son las siguientes:

  • Es precisa. Aunque, según el idioma destino, la traducción puede necesitar reformular oraciones, siempre es fundamental que la traducción de términos técnicos transmita de forma exacta el contenido del documento original.
  • Es clara en los conceptos. Normalmente, los documentos técnicos contienen aplicaciones prácticas de la información tecnológica o científica. Así que es vital que su traducción contenga claridad en cada uno de sus conceptos, que sea legible.
  • Utiliza los números de forma correcta. Debe expresar todos los números de forma correcta, según el idioma origen y las indicaciones dadas por el cliente. Estos números son productos de mediciones e investigaciones o reflejan descripciones exactas de equipos, sistemas o productos.   

La falta de precisión y claridad en la traducción de términos técnicos puede traer implicaciones legales. Por ejemplo, puede hacer que un producto no cumpla con las normativas legales de un país o con los estatutos que reglamentan a una empresa.

Además, en la claridad de las traducciones técnicas debe tenenerse en cuenta el destinatario del contenido traducido. Puesto que algunos se orientan al público en general, por ejemplo, el consumidor de equipos tecnológicos. Mientras que otros documentos están diseñados solo para profesionales de las áreas técnicas.



 

Sectores donde es crucial cuidar la traducción de términos técnicos

 

La traducción de términos técnicos se desenvuelve en sectores científicos, tecnológicos, industriales, etc. Por ejemplo:

  • La industria farmacéutica.
  • El sector de investigación médica y científica.
  • El sector de la ingeniería en sus diferentes ramas: ingeniería electrónica, ingeniería de softwares, ingeniería química, etc.
  • La industria automotriz.
  • El sector de la fabricación.
  • El sector comercial.
  • El ámbito jurídico.
  • El sector financiero.

Son sectores que producen manuales, instrucciones de uso, guías de usuario, ensayos médicos, informes de resultados, contratos, resoluciones, estados financieros, revistas científicas o de ingeniería, etc.

Pero también existen otras disciplinas no científicas en las que debe cuidarse la traducción de documentos técnicos. Por ejemplo, la traducción de marketing de contenidos.

 

 

Herramientas y técnicas para traducir términos técnicos

 

Al traducir términos técnicos es usual que se empleen las siguientes técnicas y herramientas:

  • Leer completamente el contenido para determinar el contexto y el tono.
  • Realizar investigación para una sólida comprensión del contenido y su terminología, tanto en el idioma origen como en la lengua destino.
  • Emplear glosarios y diccionarios técnicos actualizados, de publicaciones recientes.
  • Estar actualizado en las tecnologías y términos en el campo técnico en el que se especialice. Por ejemplo, realizando cursos y asistiendo a conferencias.
  • Contar con la asistencia de expertos técnicos, como ingenieros, médicos, gerentes industriales, etc. Con el fin solicitar explicaciones o aclarar dudas específicas.
  • Consultar al autor del documento técnico. Puesto que es el autor quien más conoce el contexto del contenido.
  • Insertar ejemplos para explicar los conceptos que sean de difícil traducción.
  • Emplear tecnología como las memorias de traducción o programas de traducción automática.





Pangeanic, partner experto en la traducción de términos técnicos

 

En Pangeanic nos especializamos en el procesamiento de lenguaje natural y en la combinación de la inteligencia artificial y el potencial humano para una máxima calidad en la traducción.

Poseemos una amplia experiencia en la traducción de términos técnicos en diversos sectores, por lo que ofrecemos los servicios traducción técnica automotriz, comercial, financiera, jurídica, médica, farmacéutica… traducciones técnicas de revistas científicas, manuales de usuarios y especificaciones de maquinaria, en materia de patentes, noticias comerciales, videojuegos, en la industria turística, etc.

Para los servicios de traducción automática o de traducción profesional, contáctenos. Nuestros servicios lingüísticos trascienden a sectores ampliamente técnicos, como el sector de fabricación, el de ingeniería, el bancario y el informático.

 

cta demo