Retrotraducción: conózcala a fondo

La retrotraducción o traducción inversa consiste en volver a traducir al idioma original con el fin de garantizar la precisión o literalidad de una traducción. Por lo general, se utiliza para comprobar la calidad y fidelidad de la traducción en contenidos considerados críticos o de alto riesgo.

 

 

¿Qué es la retrotraducción y cómo se realiza? 

 

La retrotraducción es un procedimiento mediante el cual un traductor o equipo de traductores interpreta o vuelve a traducir un documento que se tradujo previamente a otro idioma. Es decir, se produce un viaje de ida y vuelta al idioma original, con el fin de mejorar la calidad de la traducción. 

Por lo general, la traducción inversa la realiza un traductor que no ha participado anteriormente en la traducción original al idioma de destino. Por lo tanto, este profesional no tiene un conocimiento previo de los objetivos ni de su contexto específico, por lo que una retrotraducción nunca será 100 % igual al texto original. 

Se trata de una técnica de traducción que se utiliza como herramienta de evaluación de la calidad, que pueden utilizar tanto los clientes como las agencias de traducción o los traductores independientes. 

El principal objetivo de una traducción inversa es ofrecer una descripción lo más precisa y literal posible del significado exacto de la traducción en el idioma de destino. De esta forma, se evitan errores que pueden ser fatales en determinados textos de elevada importancia, que en muchas ocasiones se usan como base para tomar decisiones trascendentales en diversos campos. 

 

Etapas de un proceso de retrotraducción 

Normalmente, un proceso de retrotraducción funciona de la siguiente forma:

  1. En primer lugar, un traductor traduce el texto de la fuente original al idioma de destino.
  2. Posteriormente, otro traductor distinto vuelve a traducir el texto resultante al idioma de origen de forma literal.
  3. El propietario del contenido, o quien haya encargado la traducción, compara ambos textos en el idioma original y comprueba que tienen el mismo sentido o, al no ser así, detecta los posibles errores de traducción.



Principales usos de la retrotraducción

 

La revisión de una traducción mediante un proceso de retrotraducción ayuda a detectar y corregir cualquier error, confusión o ambigüedad que pueda surgir como consecuencia de los diferentes matices de cada idioma, ayudando a evaluar la equivalencia de significado entre los textos de origen y de destino.

Al comparar la traducción inversa con el texto original, se puede confirmar la calidad y precisión de la traducción. Esto es especialmente importante en aquellos contenidos en los que cada mínimo detalle es fundamental y se requiere una garantía de calidad, precisión y exactitud.

 

¿Para qué tipo de documentos se utiliza la retrotraducción?

En principio, cualquier texto de alto valor puede beneficiarse de incluir la retrotraducción como parte del proceso de traducción. Aunque, por lo general, se usa para contenido crítico y de alto riesgo, donde la precisión de la traducción es primordial y cualquier error podría tener consecuencias importantes.

Algunos campos, sectores o actividades donde la traducción inversa es muy común son:

  • Traducciones médicas: medicamentos, tratamientos, funcionamiento de dispositivos, investigaciones, ensayos clínicos, formularios y consentimientos. 
  • Empresas farmacéuticas.
  • Materiales científicos. 
  • Embalajes de productos de exportación, en especial alimentos. 
  • Contratos e instrumentos legales.
  • Informes financieros.
  • Encuestas, cuestionarios e informes de marketing.
  • Traducciones para organismos gubernamentales. 






¿Cuándo utilizar los servicios de retrotraducción?

 

En general, los servicios de traducción inversa se utilizan en aquellos textos en los que se necesita un altísimo nivel de precisión y detalle para evitar errores, malentendidos y ambigüedades que pueden conducir a graves equivocaciones, por ejemplo: un mal uso de un dispositivo médico, una formulación errónea de un medicamento o una conclusión de un informe financiero interpretada erróneamente. 

La traducción inversa es también fundamental en las relaciones internacionales de gobiernos y administraciones. En estos casos, la retrotraducción puede ser obligatoria para cumplir con determinados requisitos legales.

También es útil en aquellos contenidos que, aunque no son excesivamente técnicos, incluyen eslóganes, títulos, nombres de productos, frases ingeniosas y juegos de palabras en los que el significado o la intención implícita del contenido en un idioma no necesariamente funciona o no tienen la misma equivalencia para otro distinto. 





Alternativas a la retrotraducción

 

Conviene tener en cuenta que una traducción profesional que incluya un servicio de traducción inversa es más costosa y lleva más tiempo, puesto que es más compleja e implica a más profesionales y/o más horas de trabajo. Por lo tanto, debemos valorar si la retrotraducción es realmente necesaria u obligatoria por normativa antes de contratarla.

Una alternativa es la traducción doble, sistema en el que un traductor crea múltiples versiones de un contenido para detectar y resaltar los matices en diferentes palabras y frases.

También es posible realizar una revisión previa de los textos escritos en el idioma original, con el objetivo de pulir la traducción e indicar los términos que pueden dar lugar a errores o confusiones. Si la persona, empresa o institución que necesita la traducción cuenta con profesionales nativos del idioma o con conocimientos suficientes, es posible que dicha revisión previa les sea suficiente para realizar sus tareas; o que puedan ellos mismos realizar la traducción del texto previamente revisado.

En Pangeanic estamos especializados en la implementación de soluciones novedosas basadas en la inteligencia artificial y el análisis de datos aplicados a la traducción automática con especial atención a la anonimización y la escalabilidad.    

Hemos logrado combinar eficazmente inteligencia humana y tecnología avanzada que nos permite realizar traducciones automáticas cognitivas y adaptativas sin errores y con una calidad muy similar a la humana. Otra de nuestras facetas es extraer conocimiento de todo tipo de contenidos, estructurados y desestructurados, para obtener información procesable con todas las garantías de privacidad y protección de datos.

 

cta contact